.

Sugerencia de la semana: Noche en el hotel, Slawomir Mrozek (microcuento)

domingo, 18 de julio de 2010

El encanto femenino: Vinicius de Moraes vs. Oliverio Girondo

Click en las imágenes de los poemas para leerlos

....Sucumbo ante la tentación de enfrentar estas dos poesías, en lo que bien podrían afirmar ver dos enfoques distintos y complementarios, pero que para mí no lo son, para mí son dos enfoques completamente divergentes, dos miradas distintas sobre la misma cosa.

....Si nada más cotejamos los dos primeros versos con que comienza uno con los dos primeros versos del otro, ya nos damos perfecta cuenta.

....El de la izquierda pertenece a Vinicius de Moraes: Receta de mujer.




....................................................................................................................................

Este de la derecha pertenece a Oliverio
Girondo, se llama: No se me importa un pito.

....Y pese al título que a simple vista es poco atractivo tengo casi por seguro que muchas lectoras lo preferirán, al igual que yo.

4 comentarios:

Marisa dijo...

Siempre he admirado a Vinicius de Moraes, su bossa nova me transporta y me lleva y me trae a playas cálidas brasileñas. Pero después de leer su "Receta de mujer" ( que no conocía), me he quedado algo más que pensativa. Realmente creo que es un hombre que canta a la belleza y al amor, y sus canciones así lo manifiestan, y estoy segura que, al componer este poema no ha querido ofender a nadie. Pero el poema en cuestión...se las trae. Me gustaría que hubiera hecho otro titulado "Receta de hombre" ¿por qué? Pues verás, abruma ya bastante el bombardeo constante al que someten a la mujer desde los diferentes campos publicitarios para que sea y esté "perfecta": linda, delgada, escultural, sin arrugas, y bla,bla,bla (Obsérvese que los anuncios sobre cirugía estética televisivos, por lo menos aquí en España, van dirigidos y están hechos exclusivamente por y para mujeres) ¿Y el hombre, qué? ¿o es que a una mujer no le gusta ver a un hombre así? Hace tiempo que tengo el pleno convencimiento de que han cargado con esa losa a la mujer, el canon de belleza al que debe aspirar toda mujer que se precie lo debe sufrir únicamente ella, los hombres están exentos (ay!!...)

No obstante, la belleza es algo muy subjetivo. Discrepo completamente con Vinicius porque lo bello no es exclusivamente físico o material. Me identifico mucho más con la definición de Oliverio Girondo sobre la belleza de la mujer: la belleza de alguien (no sólo mujer) radica en su capacidad de hacerte volar, soñar, amar, sentir y aprender. Esa es la verdadera belleza de las personas y de las cosas.

Me ha gustado mucho tu post, Noelia, simplemente dejándoles hablar a ellos nos abres los ojos a la sutileza de la manipulación estética a la que está sometida la mujer. A mí también me gusta la belleza física pero esa la aja el tiempo, la belleza interior es eterna.

Un abrazo.

Gamar dijo...

No se puede estar de acuerdo con ninguno de los dos en totalidad.
Aunque los dos tienen mucho de cierto.
La belleza nos subyuga y nos acerca. La virtud nos enamora. Una sin la otra no completan la realidad, pero es obvio que no todos buscamos lo mismo.
Un beso.

NoeliaA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NoeliaA dijo...

Claro, Marisa, muy acertado tu comentario. Además, esta estética determinista no sólo incluye a la mujer, también al hombre, puesto que ambos sexos forman parte de una realidad social evidente: la superficialidad. Qué se le va a hacer, me parece más conveniente el poema de Oliverio (aplicandose a ambos sexos) puesto que ya de por sí es trabajoso encontrar con quién congeniar, con quién compartir gustos y a quién querer por su personalidad, carácter, convicciones etc., que si forzadamente le agregamos requerimientos físicos determinados, ya se hace más difícil todavía, cuando no imposible...
Pero bien, como dice el compañero Gamar, no todos buscamos lo mismo.
Saludos y gracias por los comentarios

Publicar un comentario

Todos los comentarios llegan al mail y son leídos, sin importar la antigüedad de la entrada. Sus consultas también son bienvenidas.