.

Sugerencia de la semana: Noche en el hotel, Slawomir Mrozek (microcuento)

martes, 8 de junio de 2010

Arde bruja, mago arde de Alejandro Vignati



....Me propuse subir un post de cada libro que lea, más allá de mi anuencia o renuencia respecto del mismo. He aquí mi post.
....Es un ensayo que aborda el asunto de la magia y el esoterismo en general desde la antigüedad hasta la actualidad (la actualidad de 1973 que es la fecha de la primera edición del libro). Pretende, creo yo, ser objetivo, no obstante se empeña en confinar las distintas prácticas esotéricas (incluso algunas creencias, doctrinas o prácticas que, a mi juicio, están afuera de esta materia, como por ejemplo la ufología) a una misma categoría totalizadora y tratada con descrédito, contemplándolas desde un criterio racionalista.
....Asume la exposición de diferentes órdenes de la antigüedad y de la Edad Media, como la orden de los Templarios, los jueces francos (o Santa Vehme) o de los caballeros Rosa-cruz de una manera descriptiva y neutral, buena para curiosos como yo, exponiendo sus ritos, ideas, protocolos y paradigmas. Presenta una secuencia de los magos y brujos más célebres o polémicos de la historia y de sus prácticas o afirmaciones. Así desfilan Simón el mago, Zoroastro (más conocido como Zaratustra), quien retrotrae cierto politeísmo imperante en la época a una religión polarizada, basada en puntos maniqueos (bien versus mal) y acuña un inventario de ángeles y demonios. Muchos otros.
....Hace un seguimiento del mal en todos sus aspectos: concepto, origen, nominación etc., a lo largo de los tiempos, aludiendo y citando a distintos demonólogos y abreviando sus ideas al respecto.
....Es una obra bien documentada, con buenas citas y fuentes. Sin lugar a dudas, ofrece copiosa información referente a la cacería de brujas llevada a cabo por la Inquisición. Se explaya en casos anecdóticos, cita manuscritos de la época en los que se evidencian supersticiones, creencias absurdas y, siempre, el miedo subyacente de una sociedad dominada por el clero. La matanza indiscriminada de personas que comienza aproximadamente a principios del siglo XVll bajo el título de herejía, confabulación demoníaca, posesión, paganismo, brujería, etc., en cuya carátula no quedan afuera, como es de suponerse, practicantes de otras religiones, como fueran judíos y musulmanes, llega a cifras exorbitantes.
... El concepto de brujería se hace abarcativo y termina siendo argumento válido para enjuiciar todo tipo de delitos, faltas morales e incluso arrogancias. De esta manera, todo lo que faltase a la moral y las leyes vigentes en ese entonces, era considerado herejía y ameritaba la tortura y la hoguera inmediata, entre otras maneras crueles de muerte. En el transcurso de estas ejecuciones, el mecanismo inquisidor de tortura y exterminio sistemático se transforma en fuente de empleos y riquezas, y abolirlo supone una baja drástica en la economía. Hay todo un negocio detrás de la persecución. Las "evidencias" que demostraban la herejía son increíbles y espantosas a la vez. Tiempo de auge del exorcismo, de superstición y de corrupción en los estratos altos de la sociedad: clero y nobleza, dos potencias que compiten por el poder y complotan para mantenerlo.
....Vignati acusa un comercio fácil y próspero que en la actualidad se concentra en la venta de libros y productos esotéricos, los cuales no son avalados desde el punto de vista científico. Ve de manera crítica las sectas, el espiritismo y otras prácticas. Asegura que la sugestión y la superchería son la base del esoterismo. Aquí es donde disiento. Pues, siendo innegable que la superchería y el interés netamente comercial han plagado el comercio en lo que respecta a libros y productos de este tipo, asi también como que pululan grupos extraños con absurdas creencias y falsos medium, chantas y aprovechadores que curan una enfermedad que ellos mismo crearon por medio de la sugestión o que inducen colectivamente una presunta posesión que pretenden exorcizar y ese tipo de cosas, creo que no hay que totalizar. Pues dentro del esoterismo hay corrientes dignas de respeto. El creer en el karma, no es mucho más absurdo que creer en una mujer que fue madre siendo virgen, en un hijo de una deidad que resucita y en un bautismo que quita los pecados que nunca cometimos.
....En principio, quiero defender el derecho de las personas a creer en la doctrina que les plazca, siempre y cuando ésta no vaya contra los derechos humanos e incluso contra las leyes en general y sobre todo, cuando la elección de los fieles no queda librada a un embuste o a un tipo de manipulación de la cual no son conscientes. Me parece que tildar de supersticiosa a una persona porque cree en las vidas pasadas en lugar de el cielo y el infierno es juzgar de una manera subjetiva e irracional (justo cuando pretende ser racional) porque supone no distinguir lo que de irracional tienen absolutamente todas las religiones, incluso la católica. Todas las creencias espirituales escapan a lo racional, pues el espíritu no puede ser objeto de estudio de una ciencia, ya que no pueden imponérseles métodos de estudio de este campo porque su propia naturaleza no lo resiste.
....Si bien pululan en el ámbito del esoterismo libros y corrientes de pensamiento complacientes, facilitistas y tendientes a exacerbar la ambición del humano por controlar lo que escapa de su control (este es el caso de la magia, de las ideas de la ley de atracción llevadas al extremo) hay dentro del esoterismo ideologías mucho más responsables e inocuas. En la actualidad, el tarot, por ejemplo, uno de mis ámbitos preferidos de lectura, está siendo abordado en su estudio, no de una manera "predictiva", sino simbólica. Los sefiroth, el árbol de la vida cabalístico y los arcanos mayores son un material muy rico, de aporte simbólico y distintivos de estados de consciencia, son muestras de una refinada antropología antigua, la puesta en escena de arquetipos humanos vigentes, aún cuando su tradición es milenaria, fuente de inspiración artística, sin dudarlo.
....Alejandro Vignati se propuso con el libro una descripción bien acabada de la magia negra y ritos degradantes del esoterismo. A mi juicio, sabe demasiado de estas prácticas como para acusar a los lectores de involucrarse demasiado con esta materia a la que cataloga de seudociencia comercial. Creo que, si la parapsicología es una seudociencia, puesto que nunca fue reconocida como ciencia, la Semiología también lo es, y a ningún estudioso de la Lengua se le ocurriría descalificarla. Puesto que la semiología cambia de objeto de estudio y de forma de análisis según el semiólogo de turno, se vuelve tan versátil como el esoterismo.
....Después de todo, la ciencia es comercial hasta el tuétano, de lo contrario no existirían términos como Ana-ana. La gente a menudo busca consuelo en la medicina alternativa cuando no tiene más salida por el medio convencional, o cuando el medio convencional no contempla el ámbito emocional de la persona. No olvidarse que así como existe el esoterismo que utiliza la sugestión en forma negativa, también está el que apela a ella con razones nobles. Las flores de Bach, por ejemplo, no tienen según la ciencia ningún aval científico, no son curativas desde el punto de vista farmacológico. Sin embargo, su efectividad reside en el efecto de placebo, comprobado mediante encuestas, test y seguimientos. Lo mismo pasa con la aromaterapia, cromoterapia, reiki, musicoterapia, yoga, relajación, etc. La homeopatía utiliza compuestos naturales para mitigar síntomas o para combatir el efecto secundario de los medicamentos recetados en algunas enfermedades.
....Por otro lado, los curanderos son precursores de la medicina científica, puesto que no había antes de los doctores egresados de la facultad ningún otro oficio mejor calificado para tratar enfermedades como no sean los herbolarios, quienes manejaban hierbas o estractos con principios activos que, si bien desconocían en su estricto mecanismo sobre el cuerpo, en su naturaleza química, no les eran desconocidos en sus propiedades sanadoras, muchas de las cuales han sido comprobadas con el tiempo por los facultativos en medicina y llevadas a la farmacia en forma de comprimidos.
....Está comprobado que la depresión, el estrés, la baja autoestima, el nerviosismo, la distimia, etc, bajan las defensas del sistema inmunitario humano. La medicina alternativa, por lo general, se aplica en batallar contra estas causas modernas de inestabilidad emocional que influyen sobre la salud física. ¿Por qué entonces descalificarlos de manera tan categórica? Se merecen, por lo menos, el beneficio de la duda.
....¿Se puede meter todo en una misma bolsa: satanismo, yoga, ilusionismo, cabalismo, kiropraxia, espiritismo, ufología, magia negra, chakras, tarot, musicoterapia?
....Si no nos queda el sueño, la imaginación, la libertad de culto ¿que nos queda? Al menos, quédenos la tolerancia.
....Pego una frase que Vignati cita del jesuita Fiedrich von Spee, (opositor a la Inquisición) sólo por la cual vale la lectura del libro:
"La única razón de que no seamos todos brujos, es que no hemos sido torturados"

2 comentarios:

Marisa dijo...

La Inquisición es uno de los mayores crímenes cometidos por la Iglesia Católica. Torturar, privar de libertad o asesinar únicamente por no comulgar con el catolicismo o por "atentar contra la moral pública", siempre fue un buen pretexto para llenar las arcas de la ambición y quitarse de encima a personas politícamente incorrectas ( fueran católicas o no )
Al final de tu estupendo análisis aparece la palabra clave: tolerancia. Ésta es una asignatura que deberíamos mejorar cada día.
Tolerancia para asumir y respetar cualquier práctica religiosa o no, independientemente de nuestras orientaciones.

Noelia, como siempre, tu análisis del libro es una verdadera obra de arte. Es un verdadero placer leer las lecturas de tus libros.

Un beso.

Hombre de Neanderthal dijo...

Muy buen post, la verdad, excelente.
El racionalismo pecado siempre de soberbio, ni qué decir de sus ferviente creyentes, que denigran y banalizan lo que no pueden entender. Está claro que la ciencia (que tanto aporte ha hecho) no es el único camino para entender y explciar las cosas, tampoco lo es pues, el charlatán ni el chanta, como bien dices en el post; es necesario entonces acercarse a ciertos fenómenos, no con métodos científicos sino con otros métodos.
Leer, investigar sbre otras culturas, otras formas de acercamiento hacia la mente, el humano, la vida, es la mejro forma de entender y desterrar la superstición.

Publicar un comentario

Todos los comentarios llegan al mail y son leídos, sin importar la antigüedad de la entrada. Sus consultas también son bienvenidas.